Bodegas Orán, vinos divertidos

Bodegas Orán (6)

Vinos fáciles de beber, aptos para cualquier ocasión. Pensados tanto para los veteranos del mundo del vino como para los jóvenes. El mercado demanda vinos modernos que sean fáciles de comprender pero que transmitan ideas, conceptos y sensaciones a los sentidos. Bodegas Orán trabaja justo en esta línea. Sus elaboraciones poseen esa entidad y personalidad propia que les ha convertido en un referente.


M.Medina. Febrero 2020.

Tres grandes profesionales están al frente de esta bodega: José Ortiz,  director de exportación, Francisco García, director comercial y José Antonio Sánchez, director financiero. Tres hombres que han paseado el nombre de Extremadura por todo el mundo en los más de veinte años que llevan elaborando vinos. Amor por la tierra, tradición y tecnología. Tres pilares en los que tres hombres trabajando en equipo asientan una bodega que no deja indiferente a poco que probemos algunas de sus excelentes elaboraciones.

Vinos con gran personalidad que sólo se pueden obtener sacrificando el rendimiento en el cultivo en aras de la calidad. “Nuestro objetivo es que toda persona que elija alguno de nuestros vinos lo recuerde como único, intentando no defraudar a nadie. Para ello lo más importante para nosotros son nuestros viñedos”.

Y así es. Para ellos el viñedo es la piedra angular. La vendimia la llevan a cabo en el mes de octubre, seleccionando una uva muy madura y descartando las que no presenten un perfecto estado. En cuanto a las varietales han apostado por las autóctonas, que están perfectamente aclimatadas a su zona. La altitud de sus fincas ronda los 600 metros y la composición de los suelos es arcillosa. Ahí nacen los vinos tan afrutados, frescos y singulares de Bodegas Orán. Tanto los que posteriormente son sometidos a los procesos de crianza como los que no, el resultado final les lleva a brindar vinos delicados y elegantes.

Una de sus gamas de producto que viene cosechando gran reconocimiento es la de “Entremares”. Entremares Semidulce Blanco es un coupage de variedades autóctonas de Extremadura: Cayetana blanca, Pardina, Eva y Montúa. Las dos primeras uvas citadas poseen un ciclo largo, gran acidez y presencia de fruta. Las segundas son uvas más tempranas, finas golosas y elegantes. En esta elaboración lo que persigue Bodegas Orán es un perfecto equilibrio entre acidez y dulzor. Se trata por tanto de un vino blanco refrescante, goloso, pero sobre todo muy divertido de tomar y maridar. Su baja graduación y sus azúcares residuales son el resultado de parar la fermentación mediante frío. Su acompañamiento va mucho más allá de mariscos y pescados, siendo perfecto para llevarlo incluso a los postres.

Entremares DRY Macabeo nos llamará la atención desde un principio por su moderna y elegante botella blanca. La uva Macabeo con la que está elaborado procede de la zona suroriental de Extremadura. Al servirlo en copa, este vino joven de color amarillo pajizo con reflejos verdosos estallará en aromas a flores y cítricos. Seco y persistente en boca, de buena acidez, su ligero toque de almendra amarga y su frescor nos cautivará.

La uva Garnacha del Entremares Rosado Semidulce lo convierte en un vino afrutado y fresco, un rosado de baja graduación muy goloso. Por todo ello, el paso por boca nos resultará muy refrescante y su fina burbuja le da ese toque divertido que comparte con toda la gama. De amplias posibilidades de maridaje, responderá perfectamente en propuestas atrevidas como la cocina japonesa.

Son muchas las elaboraciones de esta bodega, pero en lo referente a tintos nos detendremos en Flor de Señorío de Orán. Este 100% Tempranillo está amparado por la Denominación de Origen Ribera del Guadiana. Un vino fresco y con muy buena acidez. Los 600 metros de altitud en los que se encuentran los viñedos y el clima de la zona permite vendimias tardías con la uva madura. Son tres los pasos que Bodegas Orán sigue para la obtención de este tinto. Se lleva a cabo en primer lugar una maceración carbónica. En un segundo depósito se hace una fermentación tradicional. Parte del vino en una tercera etapa se someterá a una fermentación maloláctica en barrica. Finalmente se procede a unir los tres caldos. Como resultado, Flor de Señorío de Orán se presenta como un vino muy frutal, con volumen y gran complejidad en aromas especiados.

Bodegas Orán (5)C/Granado, 1 – Almendralejo
(+34) 662952800
info@bodegasoran.com