Este año el famoso Belén de Chocolate de Rute está dedicado a la Pascua

Belén Chocolate Rute 2019 (1)

Un año más –desde el 2000– la prestigiosa empresa Galleros Artesanos de Rute (Córdoba) crea un nuevo Belén de Chocolate. Los miles de personas que visitan esta portentosa construcción cada año quedan boquiabiertos ante tamaño prodigio. Visitar este dulce Belén es ya parte de la tradición navideña en Andalucía.


M.Medina. Noviembre 2019.

Año tras año los maestros pasteleros de Galleros Artesanos de Rute diseñan y construyen todas y cada una de las piezas que forman su Belén de Chocolate, trabajando en cada pequeño detalle con una destreza propia de la orfebrería.

En la edición de 2019 es la Pascual el motivo entorno al que gira el Belén de Chocolate de Rute, pues cada año es una temática distinta. Y junto al concepto de la Pascua y la Navidad todo un mundo de fantasía que nos sirve como hilo conductor. Contemplaremos mágicos castillos, aldeas pobladas por los gnomos, seres fantásticos, criaturas extraordinarias, elfos o huevos de pascua que cobran vida.

Una de las muchas novedades presentes este año es un río de caramelo que recorre el Belén. Así mismo su disposición es diferente y la extensión ha crecido. Nada menos que 65 metros cuadrados, la más grande hasta la fecha. Han sido necesarios para este magno montaje un total de 1.600 kg de chocolate de diferentes clases: negro, con leche, blanco y como novedad chocolate de colores.

Además del chocolate se han utilizado unos 50 kg de fondant para la elaboración de algunos de los pequeños detalles que si nos fijamos apreciaremos y admiraremos por el nivel de precisión necesario para abordarlos. Cada una de las siete personas que han trabajado en el proyecto de construcción se ha ocupado de un aspecto en el que desarrollar habilidades específicas.

En esta interesante visita, además del Belén de Chocolate, admiraremos un museo de personalidades en continua ampliación. Esculturas a tamaño real en chocolate macizo de la familia Real Española, Rocío Jurado, el Papa Francisco, etc.

Junto a ellos, la representación de Nuestro Padre Jesús Cautivo de Málaga en su trono, la imagen de la Virgen del Rocío y la imagen de Ntro. Padre Jesús del Gran Poder de Sevilla, en chocolate y glasa. Y como novedad, la imagen de María Santísima de la Esperanza Macarena de Sevilla.

En Productos Garrido, otra de las empresas del grupo, encontraremos el interesantísimo Museo del Turrón. En él admiraremos la maquinaria utilizada en la elaboración de los turrones y mantecados, algunas de ellas con más de un siglo de antigüedad.

Belén Chocolate Rute 2019 (5).jpg

Y por si todo ello era poco, este año como novedad principal admiraremos un Belén de Hielo con más de 11 figuras. Un mes y medio de trabajo por parte de dos escultores especialistas en la talla de este material para lo que han necesitado 1.150 kg. de hielo.

Todo lo expuesto se podrá visitar hasta el 5 de enero de 2020 de lunes a domingo de diez de la mañana a una y media, y de cuatro de la tarde hasta las siete. Los días 30 de noviembre y 1, 6, 7, 8 ,14 y 15 de diciembre este horario será ininterrumpido. Los días 25 de diciembre y 1 de enero las instalaciones permanecerán cerradas.

 

Sobre Galleros Artesanos

Galleros Artesanos de Rute es una empresa familiar de más de un siglo de trayectoria profesional, que ha sabido mantener la alta calidad de sus elaboraciones, adaptándose a los nuevos tiempos cada vez más exigentes.

En Galleros Artesanos de Rute, el saber hacer de su equipo humano hace que sus clientes degusten sus elaboraciones disfrutando cada día de un bocado saludable y exquisito, ya que utiliza las mejores y más sanas materias primas.

Galleros Artesanos elabora con cuidadoso esmero sus dulces tradicionales como son los Piononos, Hojaldres, Manoletes, tartas tradicionales y también innovadoras, sus Dulces Navideños como los exquisitos alfajores, bombones navideños, Hojaldradas, Almendradas, Roscos de Anís, etc.

Sus deliciosos turrones de almendra, avellana, chocolate; sus frutas confitadas (naranjas, peras, sidra, ciruelas, calabaza, albaricoque) y por supuesto sus bombones de chocolate, donde los sentidos se sumergen en un cúmulo de sensaciones indescriptibles.