Ostrería-Champagneria La Medusa

La Medusa (14).JPG

Asociamos el champagne y las ostras a momentos de glamour. Sin duda son todo un lujo ambos productos y no digamos cuando van de la mano. Pero ni mucho menos es algo al alcance de unos pocos. Antes al contrario, disfrutar de estos manjares está al alcance de todos gracias a propuestas como las que lleva a cabo en el centro histórico de Málaga la Ostrería-Champagneria La Medusa.


M.Medina. Julio 2018.

Calle Santa María –nexo de unión entre la Plaza de la Constitución y la Catedral de Málaga– es una vía peatonal en la que turistas de todas latitudes se entremezclan con los lugareños en su devenir, proporcionando una cosmopolita estampa. En esta popular y populosa arteria se ubica La Medusa.

Junto a los espumosos, cavas y champanes, su carta de vinos comparte con los burbujeantes caldos el ser fruto de una mimada selección de reconocidas bodegas junto a otras menos difundidas, pero no por ello menos sorprendentes. Pero eso sí, todas las propuestas han sido pensadas para un perfecto maridaje con los platos servidos.

Ostras de distintas variedades se dan la mano con los platos elaborados por el Chef Elías Tang, del que recordemos que a sus muchos galardones y reconocimientos se suma el haber logrado un puesto de honor en el 11 Campeonato de España de Abridores de Ostras Écailleurs-Sorlut 2018, en el marco del recientemente celebrado Salón de Gourmets de Madrid.

Elías Tang, de origen venezolano y afincado en Málaga desde hace años, siempre ha sentido pasión por la cocina. Estudió en la Escuela de Hostelería de Madrid, dependiente de la Universidad Politécnica y ha enriquecido su formación en los fogones de varias Estrella Michelin. Su cocina es innovadora, pero con raíces.

Y si las propuestas de Elías Tang son sobrados motivos para visitar La Medusa, no lo es menos la sumillería y profesionalidad de la también venezolana Isaura Urbina, al frente de la sala. Estamos ante un concepto de gastronomía atemporal. Cualquier momento del día es perfecto para disfrutar de este encantador rincón y brindarnos un regalo a nosotros mismos, solos o en compañía. En el primero de los casos, el familiar ambiente de este establecimiento rápidamente nos cautivará y nos hará entablar conversación con el resto de clientes.

Además de las muchas variedades de ostras, en La Medusa se puede degustar desde la tradicional ensaladilla rusa –que en Málaga es toda una institución– a unos exquisitos platos de ceviche de salmón o tartar de atún. Se ofrecen también conservas de gama alta, así como gran variedad de quesos. No podía faltar el Caviar en una Champagneria, que lo suministra uno de sus patrocinadores: Caviar de Riofrío.

Detrás de este proyecto se encuentra el empresario Fernando Martínez Losada. “La idea de la Medusa nace a raíz de varias visitas al Mercado de San Miguel de Madrid. Allí están representados tres conceptos por separado que decidimos unir: el champan, las otras y el caviar. Fui miembro 16 años de Bodegas Torres como responsable comercial en Andalucía. Posteriormente abrí una franquicia del conocido Matahambre. La Medusa es uno de mis sueños cumplidos.”.

Fernando, un joven empresario cercano y coloquial, no puede disimular su entusiasmo cuando habla de su proyecto: “Abrimos en noviembre de 2014. Nuestro principal reclamo son las ostras y el champan. A ello sumamos otras propuestas como tartares, salazones, quesos, etc. Nuestros clientes vienen de todas latitudes. Es curioso ver como en nuestro local se entremezclan lugareños con turistas y cómo al poco rato las conversaciones en varios idiomas trenzan este ambiente tan peculiar que se crea en La Medusa. De hecho, nuestra oferta gastronómica es también así: productos malagueños que se unen con los internacionales”.

Las ostras y el champagne son el maridaje perfecto e icono del glamour. Ese contraste de texturas en el que la salinidad y carnosidad de la ostra se funde en la burbujeante frescura y la acidez del champagne, dejándonos una explosiva sensación en la boca, es sólo una parte de la experiencia en La Medusa. Lo anterior queda expuesto, lo demás han de descubrirlo.

 

@infolamedusa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios