Complejo Turístico Rural La Garganta, el balcón del Caminito del Rey

La Garganta, balcón del Caminito del Rey (37).JPG

Situado frente al desfiladero de los Gaitanes uno de los parajes más impresionantes de Málaga, el Complejo Turístico Rural La Garganta se alza imponente sobre una antigua fábrica de harinas de principios del siglo XX.

La estación de El Chorro, en cuya explanada se alza el histórico edificio, pertenece a la primera línea ferroviaria de la provincia, formando parte de la historia de una Málaga industrial y comercial que posteriormente dio paso al sector del turismo. Esta estación simboliza ese tránsito histórico de la revolución industrial al sector terciario, pues en la actualidad gran número de visitantes con destino al Caminito del Rey confluyen en esta estación.


M.Medina. Julio 2018.

El Complejo Turístico Rural La Garganta es el lugar ideal para disfrutar tanto de unas vacaciones como de una escapada en el interior de la provincia de Málaga. A 50 kilómetros de la Capital de la Costa del Sol, constituye un remanso de paz y el lugar perfecto para desconectar. Sin perder su esencia histórica, este hotel posee una imagen moderna.

Las reformas llevadas a cabo son un modelo a seguir sobre como conjugar la integración en un edifico histórico con la decoración y funcionalidad más de vanguardia. Todo ello en aras del máximo confort para sus clientes sin perder espacios y conceptos en los que pasado y futuro van de la mano en perfecta armonía.

Este negocio familiar se ha ido construyendo y forjando durante muchos años con el esfuerzo de toda la familia García. Los fundadores, Fernando García y su esposa Dolores Bravo, poco a poco fueron transformando la antigua fábrica de harina hasta convertirla en las impresionantes instalaciones actuales. Sus hijos Queco García –como gusta ser llamado– y Laura, dos grandes profesionales, tomaron el testigo.

El diseño de elaboración propia ha respetado la arquitectura original de la fachada y la reforma se ha llevado a cabo en base a elementos reciclados: ladrillos que superan los 70 años, arcos con ladrillo de enclavamiento, vigas que sostenían la antigua estación de Málaga, sillares de la propia estación del Chorro, válvulas antiguas de la central hidroeléctrica, el guinche de la fábrica de carburo, etc… Todo un alarde constructivo que no requiere que seamos expertos en arqueología industrial para quedar boquiabiertos al introducirnos en este particular mundo.

Para los que desean recorrer el internacionalmente famoso Caminito del Rey tienen en este hotel el lugar ideal para alojarse. El Caminito del Rey se ha convertido en un cotizado destino turístico a nivel mundial. Es frecuente cruzarnos durante su impresionante recorrido con viajeros de todo el mundo que recorren miles de kilómetros con el único propósito de conocer éste enclave.

Ya en 2015 la prestigiosa guía Lonely Planet situaba al Caminito del Rey nada menos que en segunda posición del ranking mundial de las mejores nuevas experiencias de viaje. Ahí es nada. Para su reinauguración en 2015 -pues ya en 1921 el rey Alfonso XIII presidió la inauguración del embalse al que ofrecía servicio- se necesitó todo un año de trabajo y una inversión de casi seis millones de euros. Tras 25 años cerrado, el recorrido del Caminito del Rey es una experiencia única e inolvidable a más de cien metros de altura colgando del vacío.

 

Este camino imposible que cuelga de las paredes del Desfiladero de los Gaitanes, cerca de las localidades de Ardales y Álora, se construyó ante la necesidad de un acceso entre los saltos de agua del Gaitanejo y del Chorro. Las obras comenzaron en 1901 finalizando en 1905. Alfonso XIII, rey de España, lo recorrió en 1921 hasta llegar a la presa del Conde del Guadalhorce, para inaugurarla. De ahí su denominación popular de “Caminito del Rey”. Una de las partes más espectaculares es la pasarela en el Desfiladero de los Gaitanes, justo enfrente del Complejo Turístico Rural La Garganta. Todo el voladizo de este camino supuso una muy arriesgada construcción para la época y motivo de admiración.

La distancia total del Caminito del Rey es de 7,7 km., de los cuales casi 3 km. son en las famosas pasarelas adscritas a la pared. El tiempo estimado para realizarlo completo puede oscilar entre 4 y 5 horas. Lo bello y atractivo de este recorrido es que no se trata de un simple paseo. Las pasarelas, el puente colgante a 105 metros de altura y las paredes escarpadas conforman una experiencia brutal de turismo activo en un medio natural.

Pero además de atravesar el Camino del Rey, los huéspedes del Hotel La Garganta pueden realizar diversas actividades relacionadas con la naturaleza como senderismo, escalada o piragüismo, así como disfrutar de las diversas opciones culturales que se ofrecen por los municipios de la zona. De informar de todo ello, así como de gestionar los pases para acceder al Caminito del Rey se ocupará el personal de la recepción de este hotel.

Sus habitaciones están perfectamente equipadas con la última tecnología a la par impregnadas de historia y llenas de encanto. Cada una de ellas es única, poseyendo su propio estilo y personalidad. La Junior Suite es ideal para parejas. Baños de pizarra natural, jacuzzi, duchas con rociador efecto lluvia, cama gigante King, detalles como Nespresso para los amantes del café y sobre todo un diseño muy acogedor e integrado.

Las habitaciones para 4 personas con terraza, cocina, salón, baño y dos dormitorios combinan su original diseño con el techo de la antigua fábrica de harinas. Poseen magníficas vistas al lago y al Desfiladero de los Gaitanes desde su terraza y es la opción ideal para familias y grupos de amigos. La Doble Dúplex se distribuye en dos plantas con grandes ventanas. El techo forma parte de los originales de la antigua fábrica. Su coqueto salón y su distribución es muy apreciada por parejas jóvenes y clientes que buscan algo diferente.

Las habitaciones dobles y las doble con terraza son cómodas y amplias. Las habitaciones superiores presentan diferentes temáticas decorativas: metal, madera o totalmente rústica. Diseños sorprendentes, irrepetibles y únicos. Y si de sorprender se trata, la habitación denominada “En Obras” es todo un homenaje al mundo de la construcción.

Para darse un chapuzón, su piscina exterior panorámica con hidromasaje y vistas privilegiadas al Caminito del Rey en donde disfrutar del relax y saborear un coctel es todo un lujo. De cara a la organización de reuniones de empresa en este entorno único, La Garganta posee salas perfectamente equipadas para la celebración de convenciones, ponencias, ruedas de prensa, exposiciones, presentaciones corporativas, etc.

 

Restaurante La Garganta, la tradición en la cocina

Tradición y excelencia. No en vano la Academia Gastronómica de Málaga –decana en España– ha otorgado este año al Complejo Turístico La Garganta el Premio José Meliá Sinisterra por su trayectoria en pos de la restauración y el turismo.

La Garganta pertenece al sello de calidad Sabor a Málaga y al selecto grupo de restaurantes y empresas agroalimentarias que componen el Club Gastronómico Saborea Guadalhorce, la cocina de la Algarbía –este era el nombre que recibía la parte occidental de la provincia de Málaga en tiempos de Al Andalus–, una cocina arraigada a esta tierra y basada en sus productos, cultivados por sus hombres y mujeres. Una cocina única.

El restaurante posee dos amplios salones y varias terrazas con maravillosas vistas panorámicas. En ellos se realizan también eventos familiares y sociales, así como empresariales. Sin duda el sabor incomparable de su cocina tradicional es motivo más que sobrado para alojarse en este hotel o simplemente venir a almorzar o cenar. La utilización de productos locales en las elaboraciones y un recetario de platos típicos de la zona convierten a este restaurante en referencia de la gastronomía malacitana de interior.

Una amplia y variada oferta gastronómica con productos de primera calidad entre los que señalaremos –por citar algunos, pues toda la carta es merecedora de ser recomendada– la ensalada de escarola templada, los nidos de tomates, las populares migas, los callos o la sopa de ajo. Como plato principal el lenguado a la almendra en el capítulo de los pescados y en las carnes la pierna de chivo lechal malagueño, el original conejo en salsa de naranjas o las distintas carnes a la brasa. También se ofrecen opciones para vegetarianos. La bodega –como no podía ser de otro modo–, ofrece vinos de Málaga que maridan perfectamente con las propuestas que la cocina elabora. Junto a ellos, denominaciones de origen tradicionales y otras menos conocidas, lo que siempre es de agradecer.

 

En definitiva, el Complejo Turístico Rural La Garganta, no es sólo el balcón del Caminito del Rey, no es sólo uno de los mejores hoteles y restaurantes del interior de la provincia. Hotel y Restaurante La Garganta son sin duda el referente en el sector de la gastronomía y del turismo rural que combina a la perfección el relax y el turismo activo con una arquitectura que nos envuelve y transporta.

 

LOGO-LA-GARGANTA

lagarganta.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios