Grupo Estévez, el sabor de la historia de Jerez

Grupo Estévez, Jerez (6).jpg

Grupo Estévez es una importante empresa familiar bodeguera de Jerez. Su gran tradición en la elaboración y crianza de Vino Jerez y Brandies de Jerez la convierten en referente. Ampara las prestigiosas bodegas Marqués del Real Tesoro y Valdespino, una de las más antiguas de la zona que se remonta a 1430. En 2007 se incorporó al Grupo las bodegas M. Gil Luque y Rainiera Pérez Marín, propietario de la prestigiosa marca de manzanilla de Sanlúcar “La Guita”, líder del mercado.

Posee 800 hectáreas de viñedos propios y es el tercer productor de vinos de Jerez y uno de los más importantes de Brandy. Su palacio en Jerez de la Frontera es destino obligado no sólo para el enoturista, sino también para el amante del arte, pues alberga obras de pintores como Picasso, Tapies, o Dalí, así como colecciones de etiquetas, bastones e incluso un museo de enganches.


Jerez. Abril 2018.

Nos hemos de remontar a 1809. Bodegas José Estévez fueron los sucesores de la firma José Leña Rendón y Compañía, establecida en el año reseñado y dedicada a la crianza de vinos de Jerez y Brandies. En 1894, el principal accionista de la compañía, el Sr. Ruiz, cambió el nombre de la sociedad por el suyo propio, Félix Ruiz y Ruiz, S.A. Fue en esa época cuando comenzaron las primeras exportaciones al norte de Europa y Sudamérica.

Desde 1974 la familia Estévez posee el 100% de la compañía y diez años después cambia el nombre de la empresa por el actual: José Estévez, S.A. En 1982 José Estévez de los Reyes adquiere Bodegas Marqués del Real Tesoro y en pocos años la fusiona con la suya en unas nuevas instalaciones, que son las actuales. A partir de entonces las nuevas Bodegas José Estévez estarán equipadas con la más moderna maquinaria y tecnología del momento. La expansión continúa adquiriendo en 1993 la marca internacional Fino Tío Mateo, junto a sus soleras. En 1999 es adquirida una de las Bodegas más antiguas de Jerez, A.R. Valdespino. En 2007 se hace con el control de las compañías Hijos de Rainera Pérez Marín y M. Gil Luque, propietarias de la conocida Manzanilla de Sanlúcar “La Guita”, líder del mercado. Todo un hito en el mundo de las bodegas este imparable crecimiento.

 

Marqués del Real Tesoro

Grupo Estévez, Jerez (8)

Marqués del Real Tesoro es uno de los complejos bodegueros más importantes de Jerez. Se remonta al 8 de marzo de 1760, fecha en la que según aparece en la carta real que aún se conserva, el Rey Carlos III de España nombra Marqués del Real Tesoro al Excmo. Sr. Don Joaquín Manuel de Villena Guadalfajara Rodríguez de Manzano y Nieto, Teniente General de la Real Armada Española. Aconteció que cuando el Teniente General navegaba al mando de la Real Flota fue agredido por naves piratas. Para proveerse de municiones sin detrimento del tesoro de la Corona, utilizó plata de su propio patrimonio. A su regreso triunfal a España, el Rey premió su generosidad creando para él el Marquesado del Real Tesoro. En 1897, el título de Real Tesoro que había permanecido vacante fue concedido por el Rey Alfonso XIII al nieto del primer Marqués, quien fundó la marca de vinos de Jerez denominada desde entonces Marques del Real Tesoro.

Las grandes reservas de jerez almacenadas dos siglos antes por el Excmo. Sr. Conde de Villacreces, permitió crear una gran bodega, en expansión permanente a partir de ese momento, con los más selectos vinos de Jerez originarios de las Soleras que hoy prestigian en el mundo entero el nombre de Marques del Real Tesoro.

 

Bodegas Valdespino

Grupo Estévez, Jerez (10).jpg

Don Alfonso Valdespino es el primer miembro de la familia Valdespino que se dedica al cultivo de viñas y la crianza de caldos jerezanos. Contemporáneo del Rey Alfonso X El Sabio combatió junto a él en la Reconquista de Jerez de la Frontera en manos de los árabes en el año 1264. Al igual que a los restantes caballeros, una vez finalizada la reconquista el Rey le premió con la cesión de tierras y fincas en la ciudad de Jerez. Comienza así la larga tradición de los Valdespino vinculados con el vino de Jerez. Aunque desde 1430 ya existían actividades comerciales, la firma A.R. Valdespino nace en 1875. En 1883 entra en la Real Orden de Proveedores de la Real Casa y también son proveedores de la Real Casa de Suecia desde 1932.

El término “Sacristía” utilizado para sus vinos fue registrada como marca comercial por Los Valdespinos. De ese modo consiguieron protección legal en el registro de marcas y patentes desde el año 1910. Aunque otros la pretenden ahora utilizar, solamente es la Casa Valdespino la que tiene derecho a emplearla. La Bodega Valdespino produce también el Fino Inocente, único vino de Jerez que procede de una sola viña, en el Pago de Macharnudo, y el único que todavía se fermenta en botas de roble de 500 litros de capacidad y seguramente el único vino que tiene 10 criaderas, en lugar de las 2 ó 3 como máximo que corrientemente tienen los demás.

 

Manzanilla La Guita

Grupo Estévez, Jerez (9).jpg

La Guita se funda en 1852 por D. Domingo Pérez Marín, en Sanlúcar de Barrameda. En 1908 es registrada la marca y se le añade el famoso cordel a la botella, que apenas ha sufrido modificación hasta hoy. Desde 2007 forma parte del grupo bodeguero jerezano José Estévez, uniéndose a otras grandes bodegas centenarias integrantes del grupo como son Valdespino y Marqués del Real Tesoro. Toda la uva de La Guita pertenece a pagos costeros de Sanlúcar. Posee dos bodegas que se encuentran en Sanlúcar de Barrameda, una de ellas en Pago Viejo, donde también se embotella y otra en el Barrio Alto, en la popular calle Misericordia, una bodega emblemática con una historia que se remonta al siglo XVI.

 

En el edificio de la bodega de la calle Misericordia existía en 1526 el hospital más importante de Sanlúcar, el Hospital de la Santa Misericordia, llamado posteriormente Hospital de San Juan de Dios. Al frente estuvo Juan Pecador, canonizado en 1996 por Juan Pablo II con el nombre de San Juan Grande. Entre 1867 y 1868 el edificio se reconstruyó para convertirlo en Bodega. Se conserva la antigua portada del templo de San Juan de Dios, del más auténtico estilo barroco de principios del siglo XVII. Este edificio se encuentra en un entorno arquitectónico de carácter monumental en el centro histórico de Sanlúcar, junto a la Basílica de la Caridad.

En él se cría “La Guita”, emblema de la empresa y que da nombre también al edificio que la alberga. Situada en la zona más alta de la ciudad, recibe directamente los vientos húmedos de poniente, imprescindibles para la crianza de este vino único en el mundo. “La Guita” es la primera manzanilla con fecha de embotellado en la contraetiqueta, información que garantiza un óptimo estado de consumo. “La Guita” es reconocida como la marca líder indiscutible en el mercado nacional.

 

Enoturismo

Visitar las instalaciones de Grupo Estévez es mucho más que disfrutar de las elaboraciones de sus bodegas. Son lugares para apasionarse por la cultura de los vinos de Jerez, pero también por todo lo que lo rodea. Nos mostrarán su amor por los caballos a través de la Yeguada Real Tesoro, dedicada a la crianza de caballos de pura raza española de capa negra, así como el valioso Guadarnés y Museo de Enganches. La visita se complementa con un apasionante paseo por el mundo del arte contemporáneo en sus galerías de arte. Una maravillosa colección de grabados de Picasso; cuadros de Dalí, Botero, Miró… Y todo ello al sabor de los mejores vinos de Jerez.

Grupo Estévez, Jerez (7).jpg

 

Grupo Estévez, Jerez (11).jpg

@grupoestevez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios